POR QUÉ (CASI) TODO EL MUNDO QUE SE HACE
VEGETARIANO LO HACE MAL...

...y cómo evitar caer en los mismos errores

Me llamo Javier, soy nutricionista y enseño a más personas cómo tú a comer menos productos animales sin caer en los errores que provocan que la gente piense que ser vegetariano o vegano es peligroso.

Eso sí, para poder aprovechar los beneficios de una dieta vegetariana (o casi vegetariana) sin cagarla, necesitas tener la intención de mejorar tu alimentación, hacer cambios y romper con esquemas que venías haciendo hasta hoy.

Por lo que mi metodología no es para ti si eres una persona de mente cerrada, sin predisposición por incorporar nuevos hábitos ni ganas de «veggievolucionar» tu alimentación.

Bien...

Para evitar sustos al pasarte a una dieta veggie, puedes suscribirte a mi lista de correo (es gratis) y recibirás un ebook (también gratis) que te dará los primeros consejos para hacer las cosas bien (luego podrás seguir aprendiendo con mis mails y mis formaciones).

IMPORTANTE: Envío emails A MENUDO y EN CADA CORREO ofrezco mis productos y servicios. Si eso supone un problema para ti, mejor no te suscribas.

¿Sabes por qué casi todo el mundo que intenta hacerse vegetariano lo hace mal?

Entre otras cosas, porque incluso la mayoría de profesionales de la salud están desactualizados.
Te lo dice un Nutricionista al que sus profesores de Universidad le tacharon de loco por llevar una dieta vegetariana.

Y eso que las mayores autoridades de Nutrición cómo la Asociación Americana de Dietética se posicionaron claramente afirmando que una dieta vegetariana o vegana bien pautada, es totalmente saludable en cualquier etapa del ciclo vital (incluyendo embarazo y lactancia), inclusive deportistas de élite y además puede tener efectos beneficiosos para la salud.

Hay otras razones por las que las personas no saben llevar una dieta vegetariana bien pautada, todas ellas muy evidentes pero que por lo visto se pasan por alto cuando están planteándose una dieta vegetariana, pero esas te las cuento en el ebook y te enseño a no caer en dichos errores.

Cuando alguien se suscribe a mi lista recibe ese ebook gratuito que incluye:

Déjame contarte una breve historia:

Es la historia de un chaval que tenía un conejo. 
Sí, ambos sabemos que ese chaval soy yo. Por lo que prosigo con la historia.

Total, que ahí estaba mi yo adolescente contemplando a Tambor, un conejo pequeñito de pelo gris, muy cariñoso y con una extraña devoción por morder cables. 

Me acuerdo que por aquél entonces me consideraba un amante de los animales, ya sabes, antitaurino, con un profundo amor por los perretes y con Tambor por casa.

Sin embargo, CADA DÍA, repito, CADA DÍA, algunos de esos animales a los que sentía que amaba terminaban en mi plato y yo ni siquiera me lo planteaba.

No me lo planteaba por varias razones:

  1. Me gustaba (mucho) la carne
  2. Siempre había comido así
  3. No asociaba que ese pedazo de carne fue un animal con sentimientos cómo Tambor

¿Y qué pasó entonces?

Lo que pasó es que empecé a cuestionarme por qué unos animales sí y otros no.

Empecé a preguntarme por qué seguía comiéndolo si dentro de mi sabía que estaba mal hacer sufrir a un animal.

Pero tenía muchas dudas, poco conocimiento y una falta total de seguridad a la hora de cambiar mi alimentación.

De hecho, bastante antes pasar a una dieta vegetariana en 2017, lo probamos en casa y caímos en los errores qué caen el 99% de las personas que lo intentan, lo hacen mal y después piensan que ser vegetariano es difícil o malo para la salud.

Después de caer en esos errores me tocó formarme (mucho), ya sabes, carrera, máster, formaciones complementarias específicas de veganismo y deporte (las únicas que me sirvieron de verdad) y experimentar conmigo mismo.

Ensayo, error.

Puedes ahorrarte los errores más frecuentes con el ebook que te regalo al suscribirte a mi lista.

Después podrás seguir aprendiendo con mis mails (creo que son entretenidos, prácticos y al grano, o eso dicen los que los leen). Ah, y si no te gustan, podrás darte de baja con un par de clicks, 0 compromiso.

Aunque quién sabe, igual te gustan tanto esos mails que después decides formarte conmigo o contratar a nuestro equipo para que te asesoremos de forma personalizada. Pero tiempo al tiempo, no queramos saltarnos pasos.

Lo que puedes hacer ahora, en menos de 1 minuto y gratis es suscribirte y leer el pequeño ebook que he preparado para ti:

Dicho esto...

Para evitar sustos al pasarte a una dieta veggie, puedes suscribirte a mi lista de correo (es gratis) y recibirás un ebook (también gratis) que te dará los primeros consejos para hacer las cosas bien (luego podrás seguir aprendiendo con mis mails y mis formaciones).

IMPORTANTE: Envío emails A MENUDO y EN CADA CORREO ofrezco mis productos y servicios. Si eso supone un problema para ti, mejor no te suscribas.

Si no te apetece suscribirte ahora y prefieres conocerme un poco más, puedes hacerlo pinchando AQUÍ

>